Contenido

La terminación de rol N es llamada terminación de acusativo o simplemente acusativo. Se puede poner como terminación de palabras de diferentes tipos:

La terminación N permaneces siempre después de una eventual terminación J:domojn, hundojn, virinojn, ruĝajn, grandajn, virinajn, kiujn, kiajn.

Si un substantivo tiene la terminación N, entonces también todos los adjetivos y los correlativos con U y A, los cuales son epítetos de ese substantivo, deben tener la terminación N:

  • grandan domon
  • domon ruĝan
  • tiun domon
  • tiajn domojn
  • tiun domon grandan
  • tian malgrandan domon antikvan
  • la malgrandajn domojn
  • domojn sen ĉiu ajn dubo tre antikvajn

El predicativo objetivo sin embargo no debe tener terminación en N: Mi refarbis la flavajn seĝojn blankaj.

La terminación -N puede mostrar:

Objeto

Objeto es aquello que es directamente alcanzado por la acción. El objeto directo es mostrado por la terminación acusativa -N. Eso permite cambiar el orden de las palabras.

Todas las siguientes oraciones muestran básicamente el mismo significado: kato mordas hundon; kato hundon mordas; mordas kato hundon; mordas hundon kato; hundon kato mordas; hundon mordas kato (en cada oración, el gato es quien muerde, mientras el perro sufre la mordida). Por la terminación -N, cada una de las seis oraciones es claramente comprensible. El orden de las palabras depende sólo de estilo y gusto.

Mi amas vin; mi vin amas; vin mi amas; vin amas mi; amas mi vin; amas vin mi. Todas esas seis variantes tienen el mismo significado básico: La acción amas la hace "mi", y el amor va hacia "vi".

Una oración con objeto, se puede transformar en una frase pasiva. Entonces el objeto se hace sujeto.

Esti y verbos similares, no son acciones que están dirigidas hacia algo. Una parte de la frase, que se relaciona con esti, no es objeto, sino predicativo, que nunca tiene terminación -N: Tio estas tri seĝoj. Mi estas kuracisto. Ŝi fariĝis doktoro. Mia patro nomiĝas Karlo.

El sujeto de un verbo puede estar también después del predicado. En algunos verbos, esa manera de ordenar las palabras es usada con frecuencia. No use terminación -N en esa clase de sujetos:

  • Hieraŭ okazis grava afero. - Ayer ocurrió un asunto importante.

    El sujeto de la acción ocurrió es un asunto importante. No diga: Hieraŭ okazis gravan aferon. Si uno oye tal frase, debe preguntarse, "qué ocurrió el asunto importante". Pero "ocurrir" no es una acción, que va del actor hacia algo, que es alcanzado de esa acción. El verbo "ocurrir" tiene sólo un actor (principal): eso que ocurre. Ese actor aparece siempre como sujeto, y por lo tanto no tiene terminación -N.

  • Restis nur unu persono. - Queda solo una persona.

    La persona es aquella que hizo la acción "resti". No digas:Restis nur unu personon.

  • Aperis nova eldono de la libro. - Apareció una nueva edición del libro.

    No digas: Aperis novan eldonon de la libro.

  • Mankas al ni mono. - Nos falta dinero.

    No digas: Mankas al ni monon.

Medida

Complementos circunstanciales de medidas y suplementos a menudo tienen terminación -N

Medida temporal

La terminación -N en una expresión temporal, puede mostrar una medida de longitud de tiempo, duración de tiempo o frecuencia. Tales expresiones responden a las preguntas: kiel longe?, (dum) kiom da tempo?, kiel ofte? entre otras.

La mayoría de las veces, una medida de tiempo con terminación -N es un complemento circunstancial de verbo:

  • Mi veturis du tagojn kaj unu nokton. = ...dum du tagoj kaj unu nokto. - Viajé dos días y una noche. = ...durante dos días y una noche.
  • Li estas morte malsana, li ne vivos pli, ol unu tagon. - Está mortalmente enfermo, no vivirá más que un día.
  • La festo daŭris ok tagojn. - La fiesta duró ocho días.
  • Ŝi aĝis tridek jarojn. - Ella tenía treinta años.
  • La horloĝo malfruas kvin minutojn. - El reloj atrasa cinco minutos.

Un complemento de medida del tiempo con la terminación -N puede ser también un suplemento de adjetivo o adverbio:

  • Li estis dudek du jarojn aĝa. = ...je dudek du jaroj aĝa. - Él tenía veintidos años de edad. = ...la edad de veintidos años.
  • La parolado estis du horojn longa. - La conferencia duró dos horas.
  • Tiu ĉi vojo estas milojn da kilometroj longa. - Este camino tiene un millar de kilómetros de longitud.
  • Unu momenton poste ŝi malaperis malantaŭ ili. - Un momento después, ella desapareció detrás de ellos.

    Unu momenton muestra la cantidad de tiempo, que pasó después de algo.

  • Ŝi estas du jarojn kaj tri monatojn pli aĝa ol mi. - Ella es dos años y tres meses más vieja que yo.

La terminación -N de medida de tiempo puede también trabajar conjuntamente con complemento temporal post o con un complemento temporal antaŭ para mostrar tiempo juntos: Du tagojn post tio ŝi forveturis Norvegujon. Pasaron dos días después de "tio".

Diversas medidas

Otras medidas funcionan totalmente igual a las medidas de tiempo. Puede ser una medida de longitud espacial, altura, ancho, distancia, profundidad, peso, costo, etc. Responden a las preguntas kiom?, kiel multe?, kiel malproksime?, kiel longe?, kiel alte?, kiel profunde?, kiel peze? entre otras.

  • Ĝi kostas dek mil vonojn. - Cuesta diez mil wons.

    (won es la moneda coreana.)

  • Vi devas kuri pli ol dek kilometrojn. - Debes correr más de diez kilómetros.
  • La vojo larĝis dudek metrojn aŭ iom pli. - El camino mide veinte metros de ancho o un poco más.
  • La monto Everesto estas ok mil okcent kvardek ok metrojn alta. - El monte Everest tiene ocho mil ochocientos cuarenta y ocho metros de altura.
  • Ili staris nur kelkajn metrojn for de mi. - Ellos se pararon a sólo algunos metros de mí.
  • La domo estis ducent metrojn distanca. - La casa estaba a doscientos metros de distancia.

Medida sin indicador de función

Una medida también puede aparecer en una función sintáctica, que no tenga indicador de función: Dek jaroj estas tre longa tempo. Dek jaroj es aquí el sujeto. Pasis du tagoj. Du tagoj actúa como sujeto.

Punto temporal

Una parte de la oración con terminación -N puede ser un complemento circunstancial, que muestra un punto en el tiempo. Esa clase de complemento con -N responde a las preguntas kiam?, kiudate?, kiutage?, kiujare?, kiufoje? entre otras. Se puede decir, que ese tipo de terminación -N es una sustitución de una preposición temporal, normalmente en:

  • Unu tagon estis forta pluvo. = En unu tago... - Un día hubo una fuerte lluvia. = En un día...
  • Ĉiun monaton li flugas al Pekino. - Todos los meses él vuela a Pekín.
  • Georgo Vaŝington estis naskita la dudek duan de Februaro de la jaro mil sepcent tridek dua. = ...en la dudek dua tago de Februaro... - George Washington nació el veintidós de febrero del año mil setecientos treinta y dos. = ...en el vigésimo segundo día de febrero...

En los nombres de los días de la semana, el sustantivo con acusativo muestra un día preciso y conocido: dimanĉon = "en cierto domingo conocido", incluso si uno usa la. La forma de adverbio de tal nombre de día, normalmente muestra que se trata generalmente sobre esa clase de días: dimanĉe = "durante los domingos, en cada domingo": Mi alvenos en Lyon lundon la 30-an de Aŭgusto.

En expresiones de hora o tiempo úsese je, principalmente si la palabra horo (hora) no se usó, para no confundir la hora con la fecha:

  • Tio okazis la dekan. = Eso ocurrió en el décimo día del mes.
  • Tio okazis je la deka. = Eso sucedió a las diez de la mañana.

Punto temporal sin indicador de función.

Un punto en el tiempo puede también aparecer en una función sintáctica, que no tenga un indicador de función: Hodiaŭ estas sabato, kaj morgaŭ estos dimanĉo. Sabato y dimanĉo actúan como sujeto.

Dirección

Los complementos circunstanciales con N y suplementos con N pueden mostrar dirección. Entonces responden a las preguntas ¿a qué lugar? , ¿en qué dirección? y similares.

Terminación N sola

  • Morgaŭ mi veturos Kinŝason. = ...al Kinŝaso. - Mañana viajaré a Kinshasa.
  • La vagonaro veturas de Tabrizo Teheranon. - El tren viaja de Tabriz a Teherán.

Sólo se usa la terminación -N de dirección cuando se trata de un viaje hacia el interior de algo. No se dice iri muron, iri kuraciston, sino iri al muro, al kuracisto. Efectivamente se usa terminación -N de dirección casi sólo para nombres de lugares (principalmente para nombres de ciudades).

N con en, sur y sub

La terminación de dirección N aparece más frecuentemente junto con en, sur y sub, las tres más importantes preposiciones de lugar. Cuando en, sur y sub muestran una simple posición, se usan sin la terminación en N. Pero si se quiere mostrar, que algo se mueve a ese lugar, se debe completar mediante el indicador de función que indica la dirección. Teóricamente se puede usar al (al en, al sur, al sub), pero en la práctica se usa siempre la terminación N:

  • sur la tablo - sobre la mesa = en una posición sobre la mesasur la tablon - sobre la mesa = hacia una posición sobre la mesa, hacia sobre la mesa
  • sub la granda lito - bajo la cama grande = en un lugar bajo la gran camasub la grandan liton - bajo la gran cama = a un lugar bajo la gran cama, hacia debajo de la gran cama.
  • La hundo kuras en nia domo. - El perro corre en nuestra casa.

    El perro está en la casa y allí corre.

  • La hundo kuras en nian domon. - El perro corre hacia dentro de nuestra casa.

    El perro estaba fuera de la casa pero ahora corre al interior de la casa.

  • Mi metis ĝin sur vian tablon. - Lo puse sobre tu mesa.

    Estaba en otro lugar, y lo moví a la superficie de la mesa.

En preposiciones de lugar a excepción de en, sur y sub frecuentemente no se utiliza la terminación de dirección N, pero permite al contexto mostrar, que se trata de una dirección. Pero uno puede usar el N de dirección también en otras preposiciones de lugar, si eso ayuda a la claridad.

  • La hirundo flugis trans la riveron, ĉar trans la rivero sin trovis aliaj hirundoj. - La golondrina voló al otro lado del río, porque del otro lado del río se encontraban otras golondrinas.
  • La sago iris tra lian koron.La sago plene penetris lian koron. - La flecha atravesó su corazón. ≈ La flecha penetró plenamente su corazón.

    Si se usa la terminación -N de dirección después de tra se hace énfasis en que el movimiento atraviesa plenamente, y continúa desde el lugar.

  • La vojo kondukis preter preĝejon. - El camino condujo más allá de una iglesia.

    Si se usa la terminación -N de dirección después de preter, se acentúa que el movimiento continúa lejos del asunto.

  • Siajn brakojn ŝi metis ĉirkaŭ mian kolon. - Sus brazos ella puso alrededor de mi cuello.

    Uno en algunos casos usa ĉirkaŭ + terminación -N, también para mostrar movimiento a un lugar, que es alcanzado por un movimiento alrededor de algo distinto: Li kuris ĉirkaŭ la angulon de la domo.

  • Li kuris kontraŭ la muron kaj vundis sin. - El corrió contra la pared y se lastimó.

    Para mostrar que un movimiento contrario alcanza su objetivo, y establece contacto con él, se puede usar kontraŭ más terminación -N

  • Gardu vin, ke vi ne venu plu antaŭ mian vizaĝon. = ...al loko antaŭ mia vizaĝo. ...al antaŭ mia vizaĝo. - Cuídate que no vendrás más ante mi cara. = ...al lugar ante mi cara. ... hacia ante mi cara.
  • Mi estis en la urbo kaj iris poste ekster ĝin. = ...al ekster ĝi. - Yo estaba en la ciudad y después me fui fuera de ella. = ...hacia fuera de ella
  • Li iris inter la patron kaj la patrinon. - Él fue a ponerse entre el padre y la madre.

    El objetivo de la caminata es un lugar entre el padre y la madre.

  • Morgaŭ mi venos ĉe vin. - Mañana iré a tu casa.

    Tradicionalmente se prefiere:Morgaŭ mi venos al vi.

En algunas ocasiones se acostumbra a no usar la terminación N de dirección, porque el verdadero objetivo es una expresión sobreentendida. Esa expresión tendría una terminación N, si se introdujera:

  • Jakob enfosis ilin sub la kverko. - Jakob los enterró debajo del roble.

    El verdadero objetivo es el suelo: Jakob enfosis ilin en la grundon sub la kverko.

  • Oni metis antaŭ mi manĝilaron. = Oni metis sur la tablon antaŭ mi manĝilaron. - Uno puso ante mí los cubiertos. = Uno puso sobre la mesa ante mí los cubiertos.

Sin embargo no sería erróneo decir sub la kverkon (bajo el roble) y antaŭ min(enfrente de mí), porque también esas expresiones pueden ser observadas como metas en esas frases.

Las preposiciones de lugar son frecuentemente utilizadas en un sentido figurado. Algo abstracto, no lugar, es expresado como si fuera lugar. También entonces se puede usar la terminación de dirección N para expresar una dirección figurada, por ejemplo: Mi ŝanĝos ilian malĝojon en ĝojon.

Algunas preposiciones muestran dirección por sí mismas: al, ĝis, el y de. Esas preposiciones nunca muestran posición. Después de ellas no se usa terminación -N: al la urbo, ĝis la fino, el la lernejo, de la komenco.

N después de los adverbios de lugar

Se puede poner la terminación N también después de adverbios de lugar con terminación en E, y después de los correlativos de lugar para mostrar dirección a algún lugar:

  • hejme = en el hogar → hejmen = hacia el hogar
  • urbe = en la ciudad → urben = hacia la ciudad
  • ekstere = fuera de algo → eksteren = hacia afuera de algo
  • tie = en ese lugar → tien = hacia ese lugar, en esa dirección
  • kie = en que lugar → kien = hacia que lugar, en que dirección
  • ĉie = en todo lugar → ĉien = hacia todo lugar, en toda dirección
  • ie = en algún lugar → ien = hacia algún lugar, en alguna dirección
  • nenie = en ningún lugar → nenien = hacia ningún lugar, en ninguna dirección

N con otros significados

Los complementos circunstanciales y suplementos con N muestras más comúnmente medida, un punto en el tiempo o dirección, pero en alguna ocasión esa parte de frase con N indica otro rol, para el cual se usa normalmente una preposición:

  • Mi ridas je lia naiveco. = Mi ridas pro lia naiveco. = Mi ridas lian naivecon. - Me río de su ingenuidad. = Me río por su ingenuidad.
  • Neniam ŝi miros pri/pro sia propra malaltiĝo.Neniam ŝi miros sian propran malaltiĝon. - Ella nunca se maravillará acerca de/por su propia decaída.

Teóricamente se puede siempre sustituir una preposición con una N, si el sentido no pierde claridad. Además se usa frecuentemente N en vez de je. La regla acerca de la claridad sin embargo casi siempre imposibilita usar N en lugar de las preposiciones de origen de movimiento de y el, porque la N misma es un indicador de función que indica dirección. Algunas veces, sin embargo, uno puede encontrar frases como: Ili eliris la buson. (Ellos salieron del autobús) Entonces la terminación N es objetiva: el autobús es el objeto de la acción "eliri" (salir). Es mucho más claro, y por consiguiente recomendable, decir: Ili eliris el la buso.

Acusativo y nombres propios

En los nombres propios completamente convertidos al esperanto se usa el acusativo en su totalidad según las reglas anteriormente mostradas.

  • Mi vidis Karlon. - Ví a Carlos
  • Elizabeton mi renkontis hieraŭ en la urbo. - Me encontré a Elizabeth ayer en la ciudad.
  • Tokion ni tre ŝatas. - Tokio nos gusta mucho.

Los nombres propios no convertidos al esperanto pueden aparecer sin la terminación O. Para estos nombres también se puede abandonar la terminación N, aun cuando la función de la frase postula principalmente esa terminación.

  • Ni renkontis Zminska. - Nos encontramos con Zminska.

    Un nombre polaco funciona como objeto, pero sin terminación N.

  • Ŝi ludis la Prière d'une vierge. - Ella tocó la Prière d'une vierge.

    Nombre francés de una pieza musical actua como objeto, pero no tiene terminación -N.

  • Li admiras Zamenhof. - Él admira a Zamenhof.

    El nombre Zamenhof actua como objeto sin terminación -N.

Si el nombre puede aceptar la terminación en N (si termina en vocal), entonces se puede evidentemente agregar esa terminación. También se puede agregar la terminación en O al nombre extranjero. Si se usa la terminación O, también se debe usar la terminación N, si la función de la frase lo exige. También se puede anteponer un título o expresión similar, que pueda recibir la terminación en N.

  • Ĉu vi konas Anna? - ¿Conoces a Ana?

    El nombre Ana actua como objeto sin terminación -N.

  • Ĉu vi konas Annan? - ¿Conoces a Ana?

    El nombre Ana actua como objeto con terminación -N.

  • Ĉu vi konas mian amikinon Anna? - ¿Conoces a mi amiga Ana?

    Anna es el nominativo de mian amikinon, y no debe llevar terminación -N

  • Li renkontis Vigdís Finnbogadóttir. - Él se encontró con Vigdís Finnbogadóttir.

    El nombre islandés Vigdís Finnbogadóttir actua como objeto sin terminación.

  • Li renkontis Vigdíson Finnbogadóttir. - Él se encontró con Vigdís Finnbogadóttir.

    El nombre de pila tiene teminación -O y terminación -N. Frecuentemente se Esperantiza solamente el nombre de pila de una persona, o agrega terminación -O a la forma no Esperantizada del nombre de pila, pero deja el eventual apellido en su forma original sin terminación en Esperanto. Terminación -N se usa entonces sólo en el nombre de pila. Sin embargo, eso no es regla, solamente costumbre. (También se puede escribir Vigdís-on con un guión.)

  • Li renkontis prezidanton Vigdís Finnbogadóttir. - Él se encontró con el presidente Vigdís Finnbogadóttir.
Volver arriba